Tú también tienes estilo

Todas las mujeres tienen estilo

Tú también tienes estilo.

Todas las mujeres tenemos estilo, el que hemos aprendido, el que llevamos dentro y el que nos cuesta expresar.

Tu estilo está contigo, en tu forma de moverte, en tu forma de pensar y en tu forma de vivir.

A veces, vestirte  puede resultar difícil. Lo sé… todas conocemos las dudas delante del armario. Sin embargo, si te encuentras a ti misma, puedes conseguir que vestirte sea un acto de felicidad y de fuerza.

Mirarte el interior, averiguar quién eres en este momento de tu vida, qué es lo que realmente te gusta y va bien contigo, te aportará una herramienta indispensable para conocer tu estilo y vestirte fácilmente.

Si te sientes  identificada con lo que llevas, te sentirás tú misma. Entonces, caminarás más segura por tu vida.

Tu armario está lleno de respuestas a lo qué eres o a lo que has sido. Por eso, es tan importante que lo vacíes, lo analices, lo ordenes y lo llenes con las prendas que sean como tú eres en esta etapa de tu vida.

La nostalgia del pasado nos hace conservar prendas que nunca vamos a usar, que ocupan un espacio visual y nos hacen más difíciles las decisiones frente al armario.

No lo dudes, tu imagen eres tú, tu ropa es un reflejo de ti y cada día cuando sales a la calle vestida de una forma u otra estás dando pistas de quién eres y cómo eres.

Si fuésemos disfrazadas de alguien que no somos, no podríamos identificarnos ni pensar en nosotras mismas con confianza. Si interpretas un papel es mucho más fácil que lo interpretes creyéndolo, sin mentirte ni a ti, ni a los demás.

Conseguir tener un armario adecuado a nosotras es un proceso mucho más fácil si sabes quién eres.

Lo primero que has de hacer es conocer tus gustos, tu estilo de vida, tus necesidades y tu físico. Todas las personas son bonitas pero lo son más si conocen sus virtudes y sus debilidades y saben jugar con ellos.

Seguro que has cometido y cometerás errores en tu vestuario y en tu vida porque sin los errores no existirían los aciertos y si no nos equivocásemos  no aprenderíamos.

Te animo a que mires en tu interior, a que averigües cómo te sientes y cómo te gustaría vestirte. Visualizarte y pensar con que prendas te sientes bien es el principio para conseguirlo.

¡Empieza el camino de la transformación y siéntete bien!

¡Hasta pronto!

 

P.D Algunos de los enlaces te llevarán a artículos que escribí hace ya unos años para algún blog.

Mi visión ha ido madurando pero la esencia es la misma.

Podría interesarte Nuestra ropa y nosotros.

 

El estilo está en ti

 

 

 

 

 

 

¡Hola! Soy María H. ¡Gracias por estar aquí!

Tal vez también te guste

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *