Rebajas en tiempo de Covid

Las rebajas ya han empezado oficialmente en todas partes aunque los descuentos se han ido sucediendo toda la temporada.

El coronavirus hace ya un año que irrumpió en el mundo y se ha llevado con él demasiadas vidas y se va a llevar también demasiados trabajos y demasiadas ilusiones.

No voy a decir que no nos ha afectado porque mentiría y no vale la pena. 

Nuestra tienda y las medidas de seguridad

Hemos intentado tener la tienda preparada con las máximas medidas de seguridad desde el principio y seguimos así, limpiándolo todo y desinfectando cada prenda que entra en la tienda o que ha sido probada. 

Desde el principio hemos sido muy conscientes de lo que estábamos viviendo y hemos querido protegeros y protegernos.

Reflexiones

Sin embargo cada paso que damos hacia delante viene seguido de una medida que nos va a la contra, confinamientos perimetrales, comarcales, municipales, días de cierre etc…

No podemos saber hasta cuando seguirá yendo así y tenemos la esperanza puesta en que las vacunas vayan rápido y nos ayuden a todos pero ¿irán tan rápidas? 

Llegados a este punto nos toca reflexionar.

La salud es lo más importante que tenemos, sin ella no hay vida pero lamentablemente tampoco podemos vivir sin trabajar.

Existe la discusión constante entre salud y economía y   no soy ninguna experta pero el sentido común me dice que llegados al momento en el que estamos se debería poder encontrar un equilibrio entre las dos cosas. 

El comercio de la moda como tantos otros sectores está sufriendo graves consecuencias y si dura mucho más la mayoría de nosotros no podrá ni querrá aguantarlo.

Las tiendas de ropa también son importantes

A veces  pensamos que la ropa al no ser primera necesidad, no es un producto importante pero en mi opinión es una equivocación. Hay un gran mundo de trabajo y trabajadores detrás de una tienda.

Las tiendas somos el último peldaño de una escalera. Detrás nuestro hay proveedores con sus diferentes departamentos, administrativos, comerciales, trabajadores de almacén, transportistas, fábricas con sus trabajadores y todos ellos seguidos de sus familias.  

Es un servicio más de la sociedad y tiene una función más que cumplir que no debería reducirse a las grandes marcas de low cost si no queremos acabar vistiendo todas de uniforme. Lo bonito es combinar y tener la opción a elegir.

Todo pasa en esta vida y el Coronavirus como todo, también pasará, tardará más o menos pero pasará.

Oigo mucho decir «no me voy a comprar nada porque total para qué»

pues me atrevería a dar un motivo «para que cuando todo pase y quieras comprarte ropa te queden tiendas donde hacerlo«

Además qué va a ser de nuestros pueblos y ciudades cuando el pequeño comercio haya desaparecido, dónde encontraremos el calor humano y la proximidad. ¿Qué luces iluminarán nuestras calles?

 

¿Qué te aporta la ropa?

Mucho más que telas.

La ropa es importante para sentirte bien y la ropa te define y te convierte en un ser único especial.

Cada prenda que te pones es importante porque te ayuda a crear tu estilo, algo así como la marca personal que tú tienes y es la imagen que transmites a los demás.

Según como vayas vestida vas a enviar un mensaje u otro, es inevitable.

Y si quieres más motivos para vestirte te diré que es hasta un poco terapéutica.

Si te vistes y te arreglas parece que algo cambia en el ambiente y que te sientes mejor. Si tu te ves bien ejerces una luz en tu interior que hace que todo parezca más bonito y aporta bienestar y optimismo.

Una cosa que aporta tantas cosas buenas ¿es necesario menospreciarla? No. Al contrario, si me lo permites, hay que cuidarla porque es buena y duradera si sabes comprar bien y es parte de un estilo de vida.

Por hoy te dejo con estas reflexiones y te invito a encontrar algún tesoro en nuestra tienda Mima’t Boutique ahora ya con poquitas tallas.

Y si quieres saber más puedes leer artículos como Tù también tienes estilo

¡Hasta pronto!

(Podrás encontrar este artículo también en el Blog de la tienda, está vez lo hemos compartido)

 

 

 

 

También podría gustarte