Tendencias y estilo

Tendencias y estilo

Tendencias y estilo propio es algo que a veces nos parece difícil de combinar.

En moda estamos continuamente oyendo hablar de tendencias, de lo que se lleva y de diferentes estilos como el minimalismo, el estilo boho, el grunge, el romántico etc…

Yo misma, cuando te hablo de moda utilizo términos para definir las tendencias. 

 

 

Te puede resultar difícil identificarte con un solo estilo porque te gusta llevar prendas de diferentes tipos y en diferentes ocasiones.  Y es que, aunque es evidente que las tendencias existen y los estilos también, TÚ tienes el tuyo propio.

 

Tu estilo propio es aquel con el que tú te sientes tú misma y te identificas.

 

 

 

Puedes vestir un tipo de prendas de forma más constante y después ir jugando con prendas de las diferentes tendencias.

Averiguar quién eres, cómo te sientes y cuál es la forma de vestir que te ayuda más a sentirte tú misma es la clave para sentirte a gusto.

No porque un tipo de prenda esté más de moda ha de favorecerte más que otra. Se trata de conocerse y encontrar un equilibrio entre lo que te gusta y lo que se lleva.

Es importante analizarlo y que te definas porque no lo dudes, estás hablando al mundo cada vez que te vistes. Tus prendas y tu manera de llevarlas ofrecen una gran información al que te ve.

Hablamos a menudo del armario, de cómo arreglarlo y de tener en él las prendas que llevamos y que realmente nos hacen sentir bien porque el armario ha de ser nuestro mejor aliado y cuando lo abres te has de ver reflejada en él. 

Hacer una reflexión y pensar quién eres y qué quieres que vean de ti te ayudará a vestirte.

Si te vistes con ropa que te guste y que te favorece te sentirás mucho más segura porque te sentirás mejor.

Esto requiere un trabajo inicial por tu parte. 

Creo que es importante que sepas los colores que prefieres y los que te quedan bien para crear una paleta de colores y utilizarla para vestirte. A mi no me gusta ser muy estricta pensando en el tipo de cuerpo que tienes y lo que te va a quedar bien según las teorías de estilo. 

Es mucho más valioso que conozcas tu cuerpo, que pruebes qué tipo de prendas te van bien a TI y cuáles te favorecen a ti. Las teorías son eso teorías pero la realidad eres TÚ, tu estilo de vida, los colores que te gustan, si prefieres pantalones, faldas o vestidos. Si eres de americanas o de chaquetas de punto por ejemplo.

Piensa cómo te gustaría ir vestida, pruébate la ropa y averigua cómo te sientes. Construye un armario que sea una prolongación de ti y que te sea útil.

 Si te apetece iremos descubriendo como hacerlo.

¡Hasta pronto!

 

 

P. D  Te puede interesar El fondo de armario ideal

          Para ver diferentes tendencias e ideas es muy útil Pinterest

 

 

 

 

También podría gustarte

Para quererse hay que soñarse

Para conocerte tienes que soñarte

“Para quererse hay que soñarse” (Andrea Moretti, 2019)

Esta frase me encantó y me hizo pensar en lo que podía esconder. Cuando nos soñamos como realmente quisiéramos vernos, nos descubrimos, nos queremos  y empezamos a saber cómo somos.

Para que puedas expresar bien lo que eres, tu manera de vestir ha de estar de acuerdo con tu personalidad.

No siempre es fácil definir nuestro estilo. Se ha dicho demasiado que se nace con estilo o no se tiene. No estoy de acuerdo, no creo que se nazca con él, pienso que el estilo se puede aprender, porque en el fondo,  es el resultado de lo que nos rodea desde que somos pequeños. 

Podemos trabajar nuestro estilo y llevarlo hacia donde nos gustaría estar.

Es posible que no hayas dedicado tiempo a reflexionar sobre este tema, porque no le des importancia.

Yo creo que sí es importante, porque es la expresión de ti misma. Si aprendes a tener conciencia de quién eres y cómo eres, estás emprendiendo un viaje también hacia tu interior.

Si conoces tu estilo es porque has dedicado tiempo a pensar en ti. 

Y SEGURO que lo tienes , porque es parte de ti,  eres tú por dentro y por fuera. Tu estilo es tu esencia. Es tu manera de sentir, de hablar, de moverte, de actuar, de hablar y de vestirte.

A veces, nos resulta difícil pensar en nosotros mismos, corremos por  la vida y ella  nos arrastra. Es necesario dar un pasito más, sentarse y reflexionar sobre nosotras mismas. Visualizarnos y ver si nos gusta lo que vemos.

Las influencias externas, a las que vivimos permanentemente sometidos, nos afectan. Vamos bebiendo de lo que absorben nuestras vidas, en los medios de comunicación, en nuestro propio entorno, en las redes.

Y nos reflejamos en las imágenes que nos llegan e incluso, inconscientemente, las copiamos. Pero ¿somos así realmente?

Cada sociedad es diferente, sus hábitos, sus creencias y por supuesto, su estilo. El lugar en donde vives, la vida que llevas, influye en todas tus decisiones a la hora de vestirte.

Si no, ¿Por qué se viste diferente en Madrid, Barcelona o Valencia o en Milán, Londres o Berlín…?

No es sólo por el clima, es por los  diferentes estímulos que recibimos, culturales y visuales.

Podrías, por ejemplo,  preguntarte si el estilo que llevas, el que te acompaña cada día, es el que se corresponde con tu manera de sentirte y cómo te gustaría imaginarte. Si no es así, poco a poco, podrías trabajar e ir adecuando tu manera de vestir al estilo que te gusta, al que aspiras y al que sueñas.

Al fin y al cabo, ¿Qué hay más importante que ser tu misma y quererte como eres?

Yo creo que nada, lo más importante eres TÚ. Si tú estás bien, todo alrededor fluirá más fácilmente y también estarás mejor como madre, compañera, hermana, hija, amiga etc.

P.D ¿Te atreves a pensar un poquito más en ti misma? 

Via Unplash

 

También podría gustarte