Para quererse hay que soñarse

Para conocerte tienes que soñarte

“Para quererse hay que soñarse” (Andrea Moretti, 2019)

Esta frase me encantó y me hizo pensar en lo que podía esconder. Cuando nos soñamos como realmente quisiéramos vernos, nos descubrimos, nos queremos  y empezamos a saber cómo somos.

Para que puedas expresar bien lo que eres, tu manera de vestir ha de estar de acuerdo con tu personalidad.

No siempre es fácil definir nuestro estilo. Se ha dicho demasiado que se nace con estilo o no se tiene. No estoy de acuerdo, no creo que se nazca con él, pienso que el estilo se puede aprender, porque en el fondo,  es el resultado de lo que nos rodea desde que somos pequeños. 

Podemos trabajar nuestro estilo y llevarlo hacia donde nos gustaría estar.

Es posible que no hayas dedicado tiempo a reflexionar sobre este tema, porque no le des importancia.

Yo creo que sí es importante, porque es la expresión de ti misma. Si aprendes a tener conciencia de quién eres y cómo eres, estás emprendiendo un viaje también hacia tu interior.

Si conoces tu estilo es porque has dedicado tiempo a pensar en ti. 

Y SEGURO que lo tienes , porque es parte de ti,  eres tú por dentro y por fuera. Tu estilo es tu esencia. Es tu manera de sentir, de hablar, de moverte, de actuar, de hablar y de vestirte.

A veces, nos resulta difícil pensar en nosotros mismos, corremos por  la vida y ella  nos arrastra. Es necesario dar un pasito más, sentarse y reflexionar sobre nosotras mismas. Visualizarnos y ver si nos gusta lo que vemos.

Las influencias externas, a las que vivimos permanentemente sometidos, nos afectan. Vamos bebiendo de lo que absorben nuestras vidas, en los medios de comunicación, en nuestro propio entorno, en las redes.

Y nos reflejamos en las imágenes que nos llegan e incluso, inconscientemente, las copiamos. Pero ¿somos así realmente?

Cada sociedad es diferente, sus hábitos, sus creencias y por supuesto, su estilo. El lugar en donde vives, la vida que llevas, influye en todas tus decisiones a la hora de vestirte.

Si no, ¿Por qué se viste diferente en Madrid, Barcelona o Valencia o en Milán, Londres o Berlín…?

No es sólo por el clima, es por los  diferentes estímulos que recibimos, culturales y visuales.

Podrías, por ejemplo,  preguntarte si el estilo que llevas, el que te acompaña cada día, es el que se corresponde con tu manera de sentirte y cómo te gustaría imaginarte. Si no es así, poco a poco, podrías trabajar e ir adecuando tu manera de vestir al estilo que te gusta, al que aspiras y al que sueñas.

Al fin y al cabo, ¿Qué hay más importante que ser tu misma y quererte como eres?

Yo creo que nada, lo más importante eres TÚ. Si tú estás bien, todo alrededor fluirá más fácilmente y también estarás mejor como madre, compañera, hermana, hija, amiga etc.

P.D ¿Te atreves a pensar un poquito más en ti misma? 

Via Unplash

 

¡Hola! Soy María H. ¡Gracias por estar aquí! Mi mundo boho

Tal vez también te guste

1 comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *