Por fin llegó la primavera

La primavera ha empezado

Ya tenemos aquí la primavera con las primeras floraciones, las tardes más largas y el sol más radiante.

Llevamos ya más de un año de pandemia pero la naturaleza no parece percatarse de nada y sigue su curso normal.  Las flores empiezan a salir y el sol calienta más.

Si miro por la ventana nada parece diferente de hace dos años y sin embargo todo ha cambiado.

Seguramente habrá un antes y un después y no vamos a ser los mismos, no creo que vayamos a ser mejores o peores pero sí diferentes.

Nuestra sociedad ha modificado sus hábitos, la forma de relacionarse, la forma de trabajar, la forma de estudiar, todo es diferente y seguramente muchas cosas seguirán así.

Hemos descubierto que no somos infalibles, por si alguien se lo había creído y que no podemos controlarlo todo. En un segundo todo aquello que creíamos inamovible se ha desmoronado y hemos tenido que intentar vivir de otra manera.

Pero hemos de ser optimistas y creer en el futuro, adaptarnos y volver a resurgir como las flores que vemos renacer cada primavera.

Vendrán nuevos tiempos y aunque nunca olvidaremos lo que hemos vivido algún día lo veremos lejano y será una experiencia que nos habrá hecho diferentes pero seguiremos creyendo en el mundo y en la belleza de la vida.

Ha empezado la primavera y quiero mirar hacia el futuro con optimismo.

Y una de las cosas que me ayuda a sentirme bien a mí es la ropa que llevo.

Ya he empezado a preparar mi nuevo vestuario sobre todo incorporando alguna blusa nueva y algún cárdigan que le de un aire nuevo a mi imagen, más fresca y más primaveral como este.

Y es que creo que para sentirme bien por dentro me he de sentir bien por fuera ¿A tí no te pasa?

Da igual si trabajas en casa o fuera. No creo en el pijama para estar delante del ordenador y menos si tengo que hacer video conferencias, la actitud en esta vida es importante.

Si te vistes sin exageraciones pero tal y como hacías antes tu cerebro va a trabajar mejor porque tu actitud va a ser más positiva también.

¿No me crees? Pruébalo

Una blusa mona con blazer o no y un detalle pequeño, un collar, unos pendientes bien equilibrados y un maquillaje ligero pero efectivo.

Detalles que te hagan sentir preparada y refuercen tu autoestima son trucos fáciles pero que a veces olvidamos.

¡Cómodas sí pero con estilo!

Y ahora mira por la ventana y disfruta del sol de la primavera.

¡Hasta pronto!

 

meisie mimatboutique