Manual de supervivencia en Instagram

Instagram es el presente.

La aplicación la crearon Kevin Systrom y Mike Kriege y se lanzó en octubre de 2010. Al cabo de un año y medio la compró Facebook  y desde entonces no ha parado de crecer.
Se ha convertido en una de las redes sociales más activas y una de las formas más eficaces de comunicación. Nos permite compartir fotos, vídeos, hablar en directo, enviar mensajes. Sus funciones se mejoran día a día.
Al principio, Instagram era de uso personal. La gente compartía fotografías de forma espontánea.
Poco a poco, fue creciendo el éxito de la aplicación y los seguidores. Las marcas decidieron utilizar este canal para mostrar sus productos. Las «instagramers» se hicieron muy populares y lo que empezó como diversión se convirtió en un negocio.


Aún y así, Instagram se sigue consolidando como una de las aplicaciones preferidas y que más posibilidades ofrece.


Ya no necesitas una super cámara para realizar un buen trabajo. Con un teléfono móvil, que haga fotos de calidad, conseguirás todo el material que necesitas para tu cuenta y podrás realizar un buen trabajo. 

Los vídeos y la llegada del «streaming» ha vuelto a convertir la aplicación en una herramienta imprescindible.

 

¿Ocio o trabajo?

Un teléfono móvil es una herramienta que está al alcance de todo el mundo y en un mundo cada vez más conectado, Instagram ha permitido compartir fotos desde tu casa hasta cualquier parte del planeta.

Pero, es más,  a través de Instagram se han podido conectar personas que no se veían hace años. De la misma manera, permite conocer el trabajo de fotógrafos y profesionales, al que de otra manera sería muy difícil llegar.

Mucha gente ve cosas bonitas y siente la necesidad de compartirlo con su gente. Ahora, es muy fácil.

No negaremos que también hay una gran parte de narcisismo, de búsqueda de la aprobación de los demás e incluso de envidia. Pero, como todo en esta vida, depende del uso que cada uno quiera hacer de ello. 

Cómo configurar la privacidad.

La privacidad es importante y está a la orden del día.

Instagram te permite decidir a quién le vas a enseñar tus publicaciones.

No tienes porque enseñarle a todo el mundo lo que publicas. El límite lo pones tú.

Pasos a seguir:

.Accede a la aplicación

.Entra en tu perfil (parte inferior derecha de la pantalla)

.Ves a las tres rayas (parte superior derecha de la pantalla)

.Debajo de todo verás una ruedecita que es la CONFIGURACIÓN, le das y se te abrirá una pantalla con distintas opciones.

. En una hay escrito PRIVACIDAD. 

Aquí puedes elegir si quieres una cuenta pública o privada. Si la dejas PÚBLICO la podrá ver todo el mundo que tenga Instagram y se la dejas en PRIVADO sólo tendrán acceso las personas a las que tú autorices.

Desde la llegada de las Instagram Stories, hay que seguir algún paso más.

.Accedes otra vez a CONFIGURACIÓN, PRIVACIDAD y seguidamente a HISTORIA 

Ahora puedes ocultar las historias a las personas que quieras, permitir respuestas con mensajes a todo el mundo, a nadie o limitarlo.

También puedes dar permiso o no para que los demás puedan compartir tu historia.

Instagram influye en tus decisiones

Todas las decisiones que tomamos al realizar una compra están influidas por diferentes factores. El entorno en el que nos movemos, la sociedad que nos rodea, los anuncios que vemos. Todo influye en que nos gusten más unas cosas u otras.

Y por supuesto, las redes sociales ejercen una gran influencia en nuestros gustos y decisiones, estudios recientes así lo confirman.

Aprende a usar Instagram y úsalo como una herramienta más a tu alcance. 

 

 

¡Nos vemos pronto!

 

 

 

 

 

¡Hola! Soy María H. ¡Gracias por estar aquí!

Tal vez también te guste

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *