Mis últimas lecturas favoritas 2

Mis últimas lecturas favoritas

Tal y como te dije la semana pasada, hoy voy a compartir contigo una pequeña selección de lecturas favoritas de esta última temporada.

Libros que he leído y me han gustado especialmente. Lecturas que me han atrapado, historias ficticias que van llenando mi corazón y mi alma.

Pan de limón con semillas de Amapola de Cristina Campos.

Aunque hace tiempo que lo leí, lo he vuelto a leer y  tengo que recomendártelo. Un libro que empecé y no podía dejar.

Narra la historia de dos hermanas, María y Ana, que han estado separadas muchos años y heredan una panadería en Valldemosa (Mallorca). Esto les llevará a ellas a reencontrarse con ellas mismas, a conocer cómo han vivido sus vidas y cómo están en este momento.

A través de su investigación descubrirán también su pasado.

Es un libro que habla de amor, de amistad, de sentimientos encontrados, de maternidad, de la búsqueda de las raíces y del valor de las cosas sencillas.

Para mí, tiene también un punto emocional, la descripción de Valldemosa es fantástica, sus calles empedradas, su paisaje, sus habitantes.

Cosas que son difíciles de apreciar si sólo has visitado la isla en agosto pero que son esenciales para los que hemos pasado algún tiempo de nuestra vida en Mallorca.

El amante silencioso de Clara Sánchez.

Esta es una historia de intrigas y engaños. El eje central es el poder de manipulación del ser humano.

Por otro lado, Clara Sánchez  recrea paisajes, ambientes y un mundo real. Te lleva de viaje por el corazón de África mientras disfrutas de una historia apasionante.

La protagonista es Isabel. Ella tenía un hermano que se suicidó tras entrar en una secta y aún arrastra un sentimiento de culpabilidad. Cuando los padres de Ezequiel le proponen ir a Mombasa a rescatarlo de una secta, acepta.

Su misión será viajar a Kenia como  fotógrafa  freelance para hacer un reportaje sobre los Parques Nacionales. Excusa para contactar con el jefe de la secta, Maina. 

Allí conoce a Said, que siempre aparece para llevarla en su moto destartalada. Said le hace de guía y se convertirá en un personaje clave de su vida. Isabel consigue infiltrarse pero, el jefe de la secta, Maina, sospecha de ella.  Poco a poco Isabel se da cuenta de los peligros a los que está expuesta.  

En la novela descubrimos el poder de la manipulación a través de las historias de los diferentes jóvenes. Sus inseguridades, sus miedos, sus carencias, les llevan a ponerse bajo la tutela de un líder, Maína, que toma todas las decisiones y que consigue convertirlos en marionetas de su teatro, sin voluntad.

A mí me impresionó, aunque fuese ficción, hasta que punto podemos llegar a ser manipulados.

Y no te explico más …

 

Las hijas del capitán de María Dueñas.

Es una historia ambientada en el Nueva York de los años 30. Una ciudad llena de inmigrantes españoles que viajaron para encontrar un mundo mejor.

Tres hermanas se ven obligadas a cruzar el océano para ir a vivir con su padre, Emilio Arenas. Con la mala suerte de que, nada más llegar, su padre muere accidentalmente y ellas tienen que hacerse cargo de una casa de comidas y aprender a vivir en la inmensa Nueva York.  Victoria, Mona y Luz Arenas luchan a través de estas páginas por conseguir sobrevivir y encontrar su lugar en el mundo.

Es una novela de historia y de personajes.

¿Porqué lo digo? En Las hijas del capitán hay una narración casi histórica de lo que era la colonia española  de los años 30 en Nueva York. Sus calles, su manera de vivir, sus locales, su día a día y su lucha por formar parte del sueño americano. Incluso algunos de los locales como La Nacional, la Bilbaina o Casa Victória  existieron y, siguen existiendo.

En cuanto a los personajes. Introduce personajes reales en la historia como Xavier Cugat o el Conde de Covadonga. Forman parte de la ficción y puedes incluso llegar a olvidar que fueron reales.

Yo, me he quedado con ganas de conocer algo de la historia real del Conde de Covadonga y lo tengo entre mis cosas pendientes.

Un gran libro, como todos los que he leído de María Dueñas. 

Mi primer gran descubrimiento fue El tiempo entre costuras años antes de que hiciesen la serie. Si no lo has leído, empieza por este.

 

El fibló de Sílvia Soler  o El aguijón de Sílvia Soler 

Te escribo el título en catalán porque siempre intento leer los libros en versión original, si puedo, por tanto lo he leído en catalán. Igual, cuando leo a  Sarah Rayner , que me encanta y lo hago en inglés. De ella te recomendaría One moment, One morning por ejemplo.

Pero volvamos a El fibló.

El aguijón es la historia del amor fraternal y de la reconstrucción de los cimientos originales, en este caso, de una familia.

La muerte del padre reúne a los hermanos en la casa familiar. Laura, Ignasi y Judith Sureda empiezan a reconstruir los pedazos de su vida, que quedó destrozada por la muerte prematura de su madre, por la picadura de una avispa, cuando eran niños. El aguijón de la avispa  les sumió en un duelo que su padre no supo superar y que le hizo dejar de ocuparse de ellos.

Los hermanos han vivido, cada uno desde un punto de vista diferente, perdidos desde aquel día.

Heredan la casa y se dan cuenta de que todos tienen en su vida problemas diferentes pero cercanos. Deciden convivir juntos para reconstruir la casa familiar y poder venderla. Invitan a volver de París a su tía, con la que no tenían contacto desde la muerte de su madre. Aquí empiezan un viaje de construcción del amor que les unía cuando eran niños. Aunque la muerte está muy presente a lo largo de toda la historia, la novela es un viaje de reencuentros y de recuperación, de conocimiento y de amor.

Por último te hablo del más controvertido.

Fuimos canciones de Elísabet Benavent

Tenía muchas ganas de descubrir qué escondía. Al principio me costó un poco, era un poquito lento pero luego me enganchó y lo leí de tirón. Tanto, que ya estoy con la segunda parte (Seremos recuerdos).

La protagonista principal es Macarena, que trabaja como ayudante personal  de una bloguera. Sus emociones y sus vivencias, compartidas con sus dos amigas, Jimena y Adriana, van fabricando el relato. Cada una tiene su vida y sus aventuras que comparten con el lector a través de encuentros y conversaciones.

La novela se desarrolla en Madrid y allí se encuentra al que fue su gran amor, Leo. Leo provoca en Macarena sentimientos muy intensos de amor-odio que se convertirán en parte importante de la novela.

Macarena está sentimentalmente perdida e insegura. Macarena no ha perdonado a Leo.

La novela va alternando capítulos escritos desde el punto de vista de Macarena y desde el de Leo. La narración desde el punto de vista de Leo me ha gustado especialmente.

Debo confesar que este libro me ha despertado sentimientos contrapuestos.

Llámame antigua si quieres, pero lo que no me acaba de convencer es el lenguaje que utiliza en partes del relato, soez en ocasiones. Quizás para muchas lectoras, la gracia está aquí y no sólo en la historia. 

A mi lo que me ha enganchado es la historia de Maca, sus sentimientos y el relato. 

Fuimos canciones trata temas super actuales y está llena de emociones, amor y amistad.

Y llegó el final

Hoy he compartido pinceladas de lo que a mi me ha gustado, pero sólo son eso, pinceladas.

Me encantaría que me escribieses y me comentases tu opinión o me recomendases lecturas nuevas. ¡Sería genial saber qué piensas tú, qué te interesa! 

Y deseo que, si eliges alguno de estos libros para este verano, te gusten tanto como a mi, te hagan pasar un buen rato  y te transporten a un mundo imaginario.

¡Feliz verano!  

Vá Unplash

 P. D Un abrazo y feliz lectura

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

También podría gustarte

Mis lecturas favoritas

Mis lecturas favoritas son muchas. Hay libros que amé y que aún amo. Sin embargo, no voy a hablarte de todos.

En vacaciones es el momento ideal para rescatar ratos de lectura. A mi me gusta leer siempre. Pero he de reconocer que hay momentos del año en que mis ojos están tan cansados de ordenador y de lecturas profesionales que no me doy cuenta y mis libros se acumulan en la mesita como si los olvidase.

Es curioso que también en épocas de mucha lectura, como en la que ahora estoy, se me olviden los títulos de los libros que leo. No sé si es algo normal pero quedan encallados en mi memoria.

Los libros nos trasladan a otros lugares y a otras vidas y nos hacen ver el mundo desde distintos puntos de vista. 

Es quizás en verano, en vacaciones, cuando todos tenemos más tiempo o nos apetece más.

Amor por los libros

Mi amor por los libros se lo he trasladado a mis hijos ya desde pequeños. He de confesar que a mi hija le costó más. Cuando pasó la época de los cuentos, llegaron las lecturas obligatorias del colegio, el instituto y la carrera. Pero fue en el momento en que acabaron las lecturas obligatorias donde empezó a descubrir otros géneros, amar la literatura y a leer libros por puro placer. Porque los libros siempre han estado presentes en su vida y al final, han conseguido atraparla.

Mi hijo era diferente. Siempre ha sido lector. De pequeño le leía cuentos y más cuentos. Se los sabía y había que buscar más y más. Pronto empezó a leer colecciones infantiles y juveniles. Recuerdo que se enamoró de El Principito de Antoine de Saint-Exupéry.

Nunca ha dejado de leer y todos los veranos elige libros para sus vacaciones y los devora. Primero empezó con los que teníamos en casa y luego ha ido sumándole sus propias elecciones.

Descubrir el placer de la lectura es fácil si lo intentas.

 

Preparando una selección de verano

He pensado que te iba a dejar una selección de títulos que he leído últimamente y que me parecen una buena elección para relajarse en vacaciones.

 No es un repaso de todo lo que hay en el mercado porque no trabajo en ninguna editorial. Hay muchísimos más y de muchos más géneros.

Es una lista totalmente personal.

Sólo unas cuantas lecturas que yo he elegido y leído esta última temporada y que, de una manera u otra, me han llenado, me han aportado algo y que quiero compartir contigo.

Si los descubres, te gustan y te ayudan a pasar un buen rato, para mi es suficiente.

Te podría dar ahora mismo un montón de libros maravillosos de toda la época contemporánea que ya forman parte de mi. 

Pero, no va a ser así, volveré la semana que viene con muy pocos libros y un pequeño comentario de ellos para que elijas. Esos son mis favoritos de esta temporada.

Por si necesitas ideas te dejo otros cuantos en plan general.

 

Dolores Redondo. Todo esto te daré. Editorial Planeta

Elvira Sastre. Días sin tí. Editorial Planeta 

Javier Sierra. El fuego invisible. Editorial Planeta.

Stephanie Lehmann. La tienda vintage de Astor Place. Editorial Maeva.

Carlos Ruíz Zafón. Marina (Todos sus libros son fantásticos pero este no es tan conocido y merece ser leído)

Marius Carol. El hombre de los pijamas de seda. Columna

 

¡Hasta pronto!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

También podría gustarte

Para quererse hay que soñarse

Para conocerte tienes que soñarte

“Para quererse hay que soñarse” (Andrea Moretti, 2019)

Esta frase me encantó y me hizo pensar en lo que podía esconder. Cuando nos soñamos como realmente quisiéramos vernos, nos descubrimos, nos queremos  y empezamos a saber cómo somos.

Para que puedas expresar bien lo que eres, tu manera de vestir ha de estar de acuerdo con tu personalidad.

No siempre es fácil definir nuestro estilo. Se ha dicho demasiado que se nace con estilo o no se tiene. No estoy de acuerdo, no creo que se nazca con él, pienso que el estilo se puede aprender, porque en el fondo,  es el resultado de lo que nos rodea desde que somos pequeños. 

Podemos trabajar nuestro estilo y llevarlo hacia donde nos gustaría estar.

Es posible que no hayas dedicado tiempo a reflexionar sobre este tema, porque no le des importancia.

Yo creo que sí es importante, porque es la expresión de ti misma. Si aprendes a tener conciencia de quién eres y cómo eres, estás emprendiendo un viaje también hacia tu interior.

Si conoces tu estilo es porque has dedicado tiempo a pensar en ti. 

Y SEGURO que lo tienes , porque es parte de ti,  eres tú por dentro y por fuera. Tu estilo es tu esencia. Es tu manera de sentir, de hablar, de moverte, de actuar, de hablar y de vestirte.

A veces, nos resulta difícil pensar en nosotros mismos, corremos por  la vida y ella  nos arrastra. Es necesario dar un pasito más, sentarse y reflexionar sobre nosotras mismas. Visualizarnos y ver si nos gusta lo que vemos.

Las influencias externas, a las que vivimos permanentemente sometidos, nos afectan. Vamos bebiendo de lo que absorben nuestras vidas, en los medios de comunicación, en nuestro propio entorno, en las redes.

Y nos reflejamos en las imágenes que nos llegan e incluso, inconscientemente, las copiamos. Pero ¿somos así realmente?

Cada sociedad es diferente, sus hábitos, sus creencias y por supuesto, su estilo. El lugar en donde vives, la vida que llevas, influye en todas tus decisiones a la hora de vestirte.

Si no, ¿Por qué se viste diferente en Madrid, Barcelona o Valencia o en Milán, Londres o Berlín…?

No es sólo por el clima, es por los  diferentes estímulos que recibimos, culturales y visuales.

Podrías, por ejemplo,  preguntarte si el estilo que llevas, el que te acompaña cada día, es el que se corresponde con tu manera de sentirte y cómo te gustaría imaginarte. Si no es así, poco a poco, podrías trabajar e ir adecuando tu manera de vestir al estilo que te gusta, al que aspiras y al que sueñas.

Al fin y al cabo, ¿Qué hay más importante que ser tu misma y quererte como eres?

Yo creo que nada, lo más importante eres TÚ. Si tú estás bien, todo alrededor fluirá más fácilmente y también estarás mejor como madre, compañera, hermana, hija, amiga etc.

P.D ¿Te atreves a pensar un poquito más en ti misma? 

Via Unplash

 

También podría gustarte

La identidad

Viste como eres

La identidad y su significado.

Últimamente oímos hablar mucho sobre  identidad.

Según la R.A.E, hay varias definiciones de identidad. Y, son dos las que a nosotros nos interesan más.

La primera habla del exterior, de lo que nos caracteriza desde fuera.

“Conjunto de rasgos propios de un individuo o de una colectividad que los caracterizan frente a los demás”

Y la segunda, es una visión más interior, más personal.

Conciencia que una persona tiene de ser ella misma y distinta a las demás”

En cierto modo, las dos definiciones se mezclan y conforman nuestra propia idea de lo que somos.

Tu identidad.

La conciencia que cada persona tiene de ser una misma es lo que debería darnos seguridad. La seguridad de que somos diferentes y de que esto nos da un valor especial.

Conocerte a ti misma, mirar en tu interior y saber cómo te sientes, es importante para que tu exterior vaya en concordancia con la persona que eres.

O la que quieres ser en ese momento.

También tus gestos, tu manera de expresarte, tu manera de moverte,  la ropa que llevas puesta y hasta los complementos hablan de ti.

Todo el conjunto es la expresión de quién eres.

Búscate a ti misma.

Haciendo un pequeño ejercicio te va a ser más fácil analizarlo.

  1. Piensa en ti.

Si piensas en ti ¿Con quién te encuentras? ¿Cómo te imaginas?

     2. Ponte delante del espejo.

¿Qué ves? ¿Coincide con la idea mental que tienes de ti?

  1. Vuelve a pensar.

Piensa con qué  yo te identificas más. ¿Con el que tenías en la cabeza o con el que ves en el espejo? ¿Coinciden?

Si la persona que ves en el espejo es el reflejo de la que tenías en la cabeza, es genial, porque te conoces y es más fácil que tengas identificado tu YO , que confíes en ti y que te sientas fuerte y segura.

Y si la persona que ves en el espejo no coincide con tu idea de ti, deberías empezar a trabajar.

Sobre todo, ¡cree en ti! Eres bonita, seguro. Tienes un montón de cualidades y se trata de ponerlas en alza. ¡Quiérete!

No tengas miedo de mirarte al espejo.

Tú eres lo más importante y sentirte bien contigo mismo y en paz con quién eres y lo que transmites te ayudará a quererte y ser más feliz.

Hablemos de identidad

A veces, no sabemos bien cómo somos o cómo nos gustaría ser. Nos dejamos llevar por la corriente del momento y no analizamos si realmente este estilo va con nosotros. Ni pensamos en cómo nos sentimos siguiendo este rol.

Estaría bien que averiguases si te mueves o te vistes por inercia o con convencimiento. 

Es muy importante que cuando vayas a vestirte y abras el armario te sea fácil elegir.

Si es demasiado complicado, algo falla.

Lo más seguro es que ya no te identifiques con la mayoría de la ropa que tienes, que estés guardando recuerdos de lo que habías sido en otra época.

O que compres por impulso, sin pensar si la prenda que has visto se adapta bien a tu estilo de vestir y de vida.

Las razones pueden ser múltiples.

Las soluciones pasan por hacer  pequeños cambios que nos pongan en el camino para mejorar nuestro armario y sentirnos bien.

Identificarte con lo que eres, lo que tienes y lo que te rodea. Quererte y conocerte es el camino que te ayudará a ser tú misma y estar bien.

Vestir con identidad
Via Pinterest

 

 

 

 

 

 

 

 

 

P. D En otro post te explicaré como construirte un armario ideal.

 

 

También podría gustarte