Meisïe

Hoy quiero hablarte de una marca de ropa de mujer que me encanta, Meisïe.

Meisïe es una marca que nació en Barcelona en el año 2009. Noelia Peinado y Marc Sorensen son el alma de Meisïe. Esta pareja fusionaron sus vidas y su trabajo para crear la marca que es cada día más conocida y valorada internacionalmente.

Desde el principio todas las colecciones han tenido una clara inspiración étnica, un gusto por el diseño bohemio sin olvidar los detalles románticos y una ligera influencia de la moda escandinava. No en vano, antes de fundar Meisïe, Marc y Noelia trabajaban para varias empresas de moda escandinava.

Actualmente la moda escandinava está convirtiéndose en un gran referente. Incluso a veces, por encima de la francesa.

Te enseño una chaqueta muy especial

 

 

Chaqueta de punto bordada ->

Meisïe tiene un poco de todo, el alma mediterránea, la inspiración nórdica y un gran amor por los diseños trabajados con detalles como bordados, abalorios o brocados. Su aire romántico sin ser sobrecargado es ideal para las que nos gusta este estilo sin llevarlo al extremo.

Las prendas de Meisïe son muy fáciles de llevar y cómodas.

Los vestidos  siempre han sido el punto fuerte de la marca.  Sin embargo, este otoño  nos ha sorprendido con blusas románticas, prendas muy especiales que han superado todas las expectativas.

Esta blusa que me tiene enamorada

 

Blusa de guipur ->

También te enseñaré otra que me gusta. Tiene detalles étnicos y un estilo boho muy exclusivo.

 

Blusa negra bordada ->

 

El punto ha ido mejorando cada temporada, no sólo en los diseños sino también en la calidad. Las  que somos fieles  lo podemos decir.

 

Chaqueta de lana fría ->

¿Qué te parece esta chaqueta? Tiene ese aire dulce, romántico nada exagerado que te comentaba.

La línea de esta temporada de otoño invierno 2019 es más suave que la de temporadas anteriores, creo que ha ganado en versatilidad y en facilidad de combinar con otras prendas que ya tengo. Me gusta porque puedes vestir diferente a un precio genial.

 Es una ropa asequible con diseño y calidad. Poco a poco van incorporando tejidos más sostenibles como el poliéster reciclado.

 

Ver el vestido ->

Cada mujer puede encontrar la prenda que le vaya bien y no tiene edad, sus diseños abarcan todas las edades.

Este otoño en la colección encontramos prendas un poco más urbanas que en temporadas anteriores. No faltan los pantalones de cuadros, los vestidos de flores o las blusas con mangas abullonadas.

Anímate a conocer Meisïe entrando en Mimat Boutique 

Volveré pronto para explicarte más cosas.

¡Nos vemos en unos días!

 

También podría gustarte

Todos soñamos.

Todos soñamos y siempre hay un sueño detrás de cada cosa que emprendemos.

Mejorar la vida de las personas haciendo lo que más nos gusta o lo que mejor sabemos hacer, es un sueño.

En mi caso, mi ilusión era montar una tienda de ropa bonita para ayudar a las mujeres a vestir bien sin necesidad de gastarse una fortuna.

Ir bien arreglada, preocuparte por tu interior y por tu exterior, te hace ser más feliz.

Aquí, se había convertido en algo bastante difícil. Vivíamos un gran desequilibrio entre las tiendas de ropa casi de lujo y las grandes cadenas y los bazares. Cuando nosotros empezamos, el espacio en el medio, que ofreciese calidad y precio, estaba bastante desierto.

Han pasado ya varios años  y muchos otros ya han entrado en este terreno, cada uno a su estilo. Unos siguen y otros ya no están. Vivimos tiempos muy difíciles para el mundo de la moda y del pequeño comercio en  general.

Sin embargo, en Mima’t, vivimos con la misma filosofía. Hemos ido pasando etapas diferentes, cambiando algunas marcas y adaptándonos a lo que iba sucediéndose. Siempre pensando en ti, en vosotras, que sois ya una parte de nosotros.

Nuestra esencia es la misma. Encontrar prendas que te hagan sentir bien cuando te las pongas. Que cuando las tengas en casa y abras el armario por la mañana, te guste lo que veas y te apetezca arreglarte. Quisiera que  el momento de vestirte fuese fácil y feliz. 

Cada temporada, elegimos prendas con una determinada calidad, que nos encante su tacto, sean versátiles y cómodas. Colecciones que tengan una vida un poco más larga y que puedas llevarlas en más de una ocasión y más de una temporada.

Nuestro objetivo es ayudarte a construir tu armario poco a poco.

No pretendemos competir con las grandes cadenas, es otro producto y tiene otra función. Incluso puedes compaginarlo ¿Porqué no?

Todos soñamos y mi sueño es elegir bien. Cuando una prenda llega a nuestra tienda, ha sido escogida con cariño entre muchas otras. Y nuestra ilusión es que sirva para mejorar la vida de la mujer que las lleva. Son prendas con sentido y con historia. Tienen detrás el esfuerzo de las marcas y las tiendas que hemos creído que valía la pena intentar cambiar algo.

Nuestras prendas no las verás multiplicada a miles por todas las ciudades. Tienen un encanto diferente. Son para mujeres diferentes.

Para nosotros, para mi, lo interesante es aportar algo que te ayude a mejorar tu vida. 

Somos lo que vivimos, lo que comemos y también lo que vestimos.

 

 

 

También podría gustarte

El fondo de armario ideal

El fondo de armario ideal es diferente para cada una de nosotras.

Lo primero y necesario para poder crear un buen fondo de armario es, como te he explicado tantas veces, tener un armario arreglado y despejado. Si tienes un espacio visual ordenado te va a ser más fácil.

Hay prendas que consideramos básicas y que deberían estar en cualquier buen fondo de armario. Han de ser prendas que no pasen de moda fácilmente.

Serán la base a la cual hay que ir añadiéndole las piezas de cada estación. Las que marcarán la tendencia.

Para crear TU fondo de armario debes tener en cuenta cuál es tu tipo de vida, tu estilo, la tipología de tu cuerpo y tus gustos.

Lo ideal es que sean prendas en  colores neutros que se puedan combinar bien con toda la ropa. Así el «no tengo nada que ponerme» desaparecerá de tu vida. Siempre tendrás recursos.

Calculando prendas

Hay dos maneras de calcular cuántas prendas son necesarias para construir un fondo de armario realmente útil.

La primera es una fórmula matemática. No te miento, aunque suene a risa, es así.

  1. Se considera que debemos tener tantas prendas como el resultado de dividir las horas que trabajamos por 2.

Por ejemplo

40:2 = 20 prendas básicas.

Aún y así, si tienes una jornada laboral reducida o no trabajas fuera de casa, te será casi imposible vestirte con un mínimo de 10 de prendas básicas.

  1. La segunda fórmula consiste en tener 3 partes de arriba por cada parte de abajo.

 Prendas básicas

Sin embargo, para el fondo de armario no hacen falta muchas fórmulas, lo que sí necesitas es buen criterio eligiendo las prendas.

El fondo de armario ideal es diferente para cada una pero hay básicos que son imprescindibles para todas

1. 2 blazers, americanas o chaquetas. El blazer es la prenda indiscutible. Lleva cualquier look a otra dimensión. Es más formal que un cárdigan o cazadora y más ligero que un abrigo. Encontrarás blazers de todo tipo de colores, largos y texturas.

No hay escusas para no tener uno.

¿De qué tipo han de ser el resto de chaquetas?

Esa elección la has de hacer tú, en función de tu estilo.  Deben ser piezas muy versátiles y fáciles de combinar. Así, el color cuanto más básico mejor. Puede ser negro, gris, beige, azul marino.

Buenas opciones son una cazadora vaquera, un cárdigan o una cazadora de cuero negra o marrón con el mínimo de adornos.

Fotos vía Pinterest

    

      2. 2 pantalones y unos jeans básicos.

Un modelo de jeans que te favorezca según tu silueta y liso. Sin ser extremadamente skiny, en azul marino, sin roturas ni elementos de más.

 

 

 

 

Unos pantalones negros que te favorezcan. Yo te recomendaría tipo “chino” o «sastre» porque son ideales para llevar tanto si vistes más  arreglada como «casual«. Si encuentras un modelo que te va bien, sé fiel.

Otro pantalón, blanco o beige en verano y por ejemplo gris en invierno.

3. 3 camisas o blusas.

Una camisa blanca clásica y una blusa blanca son el comodín total. Una podría ser de algodón y la otra de alguna viscosa o seda. Una tercera en un color liso que combine con tu estilo y que le vaya bien al tono de tu piel.

Vía Pinterest

 

 

 

 

 

 

 

 

4. 3 tops lenceros o de algodón en negro, blanco y otro que tu elijas.

Cuanto más bonitos, más te los pondrás, porque te serán útiles como prenda interior o como blusa con una chaqueta encima.

5. 4 camisetas básicas con la forma que te favorezca más. Elige entre escote de pico o cuello redondo. Los colores ideales son el  blanco, negro, gris y una a rayas marineras.

El mejor consejo que te puedo dar es que sean de calidad para que tengan un patrón y un acabado bonito. Es un básico que te puede ir bien con todo y con el que puedes quedar bien en todas las situaciones.

También es preferible manga corta porque las podrás combinar bien en entretiempo, en verano y en invierno con otras prendas encima.

6. Un vestido negro en invierno y uno blanco en verano. Apuesta por modelos que te sienten bien según tu tipología y ni muy largos ni muy cortos. Los cruzados suelen ser bastante infalibles.

Vía Pinterest

7. Añade  una falda lápiz gris o negra. Siempre se llevan y es un recurso más.

8. Una gabardina y un abrigo.

El abrigo ideal para que sobreviva al paso del tiempo es el de corte masculino en negro o en color camel. La gabardina es un básico en entretiempo y la perfecta es el modelo de «Burberry» en camel. Sin embargo, también puedes optar con modelos sin cinturón en camel o azul marino por ejemplo.

 Estos modelos combinan con todo tipo de looks, tanto si vistes informal como si tienes que ir arreglada.

 9. Un par de jerséis de punto, versátiles, en colores neutros y de buena calidad son un imprescindibles.

Lo que llevas en el interior es importante.

A veces no le damos la importancia que realmente merece a la ropa interior. Y es básica para que el conjunto que lleves te quede bien. 

Elegir el color adecuado de ropa interior según cómo vas vestida y la forma por ejemplo del sujetador, es importantísimo para llevar el conjunto perfecto.

Más allá de la ropa

Más allá de la ropa necesitaremos zapatos y bolsos.

Si puedes tener pocos zapatos, no deben faltarte unos stilettos cómodos, un botín, unas bambas blancas y unas bailarinas, preferentemente con un poco de punta.

Y por supuesto bolsos.

Es bueno tener por lo menos dos. Uno de tamaño mediano que te sirva de comodín si viajas, para trabajar y para el día a día. Y uno pequeño como una bandolera en color camel o negro.

Si sólo ha de ser uno, la mejor apuesta sería la bandolera y sobre todo bastante lisa. De esta manera te servirá cada día y en ocasiones especiales.

Con estas prendas te habrías construido la base de tu armario, el fondo. Siempre te recomiendo que sean prendas de las que se llevan siempre, colores que permanecen temporada tras temporada.

El objetivo es que te sean útiles varias temporadas y sólo tengas que añadir las prendas de tendencia con las que formarás tu vestuario.

Resumiendo

A veces la elección del fondo de armario es complicada.

Yo creo que debes encontrar aquellas prendas que según tu cuerpo y tu estilo te quedan bien y te sientes cómoda. Si encuentras un patrón que te vaya muy bien, no hagas experimentos y consérvalo porque te ayudará a sentirte segura.

Piensa que ahora estamos hablando de la base con la que podrás formar los conjuntos para ir vestida cada día. Luego, has de completar con algunas prendas más de temporada y con  complementos.

Si no completas cada temporada no te divertirás ni te sentirás bien. Vestirte cada día se convertiría en algo  triste, monótono y aburrido.

La alegría y la variedad la conseguiremos con unas cuantas prendas nuevas cada temporada, que serán las que le den el toque final y actual a tu conjunto.

El fondo de armario ideal
Viía Pinterest

 P.D Y no olvides que una primera impresión dura tan sólo 7 segundos.

¿Te atreves a desafiarla?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

También podría gustarte

Para quererse hay que soñarse

Para conocerte tienes que soñarte

“Para quererse hay que soñarse” (Andrea Moretti, 2019)

Esta frase me encantó y me hizo pensar en lo que podía esconder. Cuando nos soñamos como realmente quisiéramos vernos, nos descubrimos, nos queremos  y empezamos a saber cómo somos.

Para que puedas expresar bien lo que eres, tu manera de vestir ha de estar de acuerdo con tu personalidad.

No siempre es fácil definir nuestro estilo. Se ha dicho demasiado que se nace con estilo o no se tiene. No estoy de acuerdo, no creo que se nazca con él, pienso que el estilo se puede aprender, porque en el fondo,  es el resultado de lo que nos rodea desde que somos pequeños. 

Podemos trabajar nuestro estilo y llevarlo hacia donde nos gustaría estar.

Es posible que no hayas dedicado tiempo a reflexionar sobre este tema, porque no le des importancia.

Yo creo que sí es importante, porque es la expresión de ti misma. Si aprendes a tener conciencia de quién eres y cómo eres, estás emprendiendo un viaje también hacia tu interior.

Si conoces tu estilo es porque has dedicado tiempo a pensar en ti. 

Y SEGURO que lo tienes , porque es parte de ti,  eres tú por dentro y por fuera. Tu estilo es tu esencia. Es tu manera de sentir, de hablar, de moverte, de actuar, de hablar y de vestirte.

A veces, nos resulta difícil pensar en nosotros mismos, corremos por  la vida y ella  nos arrastra. Es necesario dar un pasito más, sentarse y reflexionar sobre nosotras mismas. Visualizarnos y ver si nos gusta lo que vemos.

Las influencias externas, a las que vivimos permanentemente sometidos, nos afectan. Vamos bebiendo de lo que absorben nuestras vidas, en los medios de comunicación, en nuestro propio entorno, en las redes.

Y nos reflejamos en las imágenes que nos llegan e incluso, inconscientemente, las copiamos. Pero ¿somos así realmente?

Cada sociedad es diferente, sus hábitos, sus creencias y por supuesto, su estilo. El lugar en donde vives, la vida que llevas, influye en todas tus decisiones a la hora de vestirte.

Si no, ¿Por qué se viste diferente en Madrid, Barcelona o Valencia o en Milán, Londres o Berlín…?

No es sólo por el clima, es por los  diferentes estímulos que recibimos, culturales y visuales.

Podrías, por ejemplo,  preguntarte si el estilo que llevas, el que te acompaña cada día, es el que se corresponde con tu manera de sentirte y cómo te gustaría imaginarte. Si no es así, poco a poco, podrías trabajar e ir adecuando tu manera de vestir al estilo que te gusta, al que aspiras y al que sueñas.

Al fin y al cabo, ¿Qué hay más importante que ser tu misma y quererte como eres?

Yo creo que nada, lo más importante eres TÚ. Si tú estás bien, todo alrededor fluirá más fácilmente y también estarás mejor como madre, compañera, hermana, hija, amiga etc.

P.D ¿Te atreves a pensar un poquito más en ti misma? 

Via Unplash

 

También podría gustarte